Tres claves antes de comenzar tu tesis o memoria

Uno de los hitos finales para egresar de la carrera de odontología es la conducción de una tesis también conocida como memoria de título o grado. Luego de años de esfuerzo y sacrificio, largas jornadas de estudio y una infinidad de pruebas, finalmente obtendrás tu recompensa en forma de un título. No obstante, antes debes enfrentarte a un último examen: aprobar tu memoria.

La memoria odontológica puede corresponder a varios productos de investigación, entre los que se encuentran:

  • Revisiones sistemáticas
  • Revisiones Narrativas
  • Estudios observacionales
  • Estudios experimentales
  • Reportes de casos
  • Ensayos clínicos

 

Mientras que algunos estudiantes toman este trabajo de investigación como un examen final en sus carreras, para otros la memoria se transforma en un suplicio que incluso lleva años de elaboración.

Para evitar que esto suceda, es importante elegir un tema adecuado a tus características, y que sea realizable en el corto o mediano plazo. A continuación, te presento 3 claves para considerar antes de comenzar tu memoria para egresar de odontología.

La memoria no es chaya*


La memoria debe abordarse seriamente. El tema de trabajo y la nota nos acompañarán curricularmente toda la vida. El primer momento en que volverán a ti será cuando quieras continuar tus estudios. O sea, la memoria debe servir para egresar (con buenas calificaciones) pero también para ingresar. Durante el curso de la memoria podrás demostrar académicamente todas tus potencialidades. Deja una impronta positiva desde el comienzo. Quienes te rodeen pueden ser los primeros que te recomienden para un trabajo o una beca.

Identifica lo que te gusta


A lo largo de tus años de carrera seguramente has tenido muchísimas asignaturas, algunas más sencillas y otras más complejas, que te han ayudado a comprender en qué rama de la odontología te desempeñarías mejor. Identifica estas áreas de interés y descarta aquellas que no te motivan. En esta etapa es más fácil saber lo que no te gusta. Las áreas de interés tienen que estar alineadas con tus fortalezas, debilidades y planes futuros. Es una elección torpe decidir un área o tema basándote sólo en lo fácil y rápido que puede ser. ¿Quieres ser periodoncista? Adivina en qué área debes desarrollar tu memoria…

Reúnete


Una vez que has identificado las áreas que te motivan, piensa en un tutor. Búscalo, conversa y decide si será un buen mentor. Puedes preguntar a otros estudiantes por la experiencia trabajando con tu candidato. El profesor que hayas elegido como tutor será el encargado de guiarte durante todo este proceso de memoria. Él te ayudará a determinar el tema de memoria, las actividades que deberás desarrollar y calificará tu desempeño. Considerando que tiene mucha más experiencia en el ámbito de las memoria, debes confiar en su criterio, llamarlo cada vez que tengas dudas y seguir sus consejos.

Como quedó de manifiesto en los párrafos anteriores, los primeros pasos en la memoria son elecciones personales. Por ello, si quieres aprovechar al máximo esta instancia debes ser activo desde el comienzo, no un espectador. No dejes que una ola te arrastre a un tema y tutor, porque el trabajo puede resultar tedioso.

*chaya: en lenguaje informal chileno, cosa sin importancia. Algo que puede tomarse a la ligera.

Dónde atiendo


Citar como: César Rivera, "Tres claves antes de comenzar tu tesis o memoria," en Medicina Oral, [publicado el 28 diciembre, 2018], Disponible en: https://medicinaoral.pro/tres-claves-antes-de-comenzar-tu-tesis/.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…